Mermelada de Tomate

Dulces y Postres, Cocina, Recetas Faciles

Necesita mejorarNo me gustaEstá bienVaya pintaMe encanta (4,50/5)
Cargando...

Mermelada de Tomate

La mermelada de tomate es una de esas recetas que, o la amas, o no la quieres ni probar. Mi consejo es que le des al menos una oportunidad, verás como te sorprende y ¡repites!

La receta de la mermelada de tomate consiste en pelar los tomates y cocinarlos junto con azúcar y limón hasta obtener la mermelada. Un proceso muy fácil que no tiene ningún misterio. Solo conocer un par de trucos para que te quede en su punto.

Si te gustan los dulces y, en concreto, las mermeladas seguro que te encantarán la mermelada de naranja, la mermelada de manzanas y la mermelada de arándanos. Ideales para el desayuno o como complementos de tartas y empanadas dulces.

Si prefieres recetas clásicas con tomate, el salmorejo como sopa fría espesa y el gazpacho como acompañamiento líquido serán tus preferidas.

¡Venga! Vamos a la cocina.

Ingredientes para Mermelada de Tomate

Para 1 tarro de 400 - 450 g

  • 1 Kg. de Tomates Muy Rojos
  • 300 g. de Azúcar (La mitad del peso de los tomates limpios)
  • 1 Limón

Cómo Hacer Mermelada de Tomate

  1. Para empezar la receta de la mermelada de tomate lo primero que tienes que hacer es quitarles la piel a los tomates.
  2. Puedes hacerlo de varias formas, en este caso lo he hecho escaldando los tomates. Este método consiste en cortar con un cuchillo una cruz en la parte de abajo de cada tomate. Poner una cacerola con agua a hervir y meter los tomates en ese agua durante uno o dos minutos.
  3. Al sacarlos vas a ver que la piel se abre por el corte que habías hecho y que con solo tirar un poquito puedes eliminarla entera fácilmente.
  4. Una vez que tienes todos los tomates para la mermelada sin piel tienes que pensar si quieres encontrarte las pepitas o no en el resultado final. Si no quieres tenerlas, quítaselas a los tomates pero si no te importa e incluso te parece una mermelada de tomate mas casera, continúa con pasos que te pongo a continuación.
  5. Corta cada tomate en varios trozos, no es necesario que sean pequeños pero ten en cuenta que eso hará que al final el tomate se deshaga mas o menos.
  6. Cuando tengas el tomate listo para cocinar, pésalo. El peso que tenga en este momento determinará la cantidad de azúcar que debes añadirle.
  7. Pon la mitad del peso del tomate en azúcar. Por ejemplo, si los tomates pesan 600 g. añade 300 g. de azúcar.
  8. Pon en una cacerola de paredes altas el tomate, el azúcar y el zumo de medio limón que serán unos 50 o 55 ml. de líquido.
  9. Muévelo todo bien.
  10. Ahora es el momento de poner la cacerola en el fuego.
  11. Al principio a fuego fuerte hasta que veas que comienza a burbujear o a hervir, en ese momento baja la potencia del fuego hasta fuego medio-bajo y déjalo cocinarse durante unos 35 – 40 minutos moviéndolo de vez en cuando.
  12. Para saber si la mermelada está en su punto coge un plato frío, puedes meterlo en el frigorífico unos minutos. Pon una cucharada de mermelada de tomate encima y haz un camino en el medio de la mermelada.
  13. Si se mantiene ese camino es que ya está lista la mermelada. Aunque la veas un poquito líquida es porque está caliente, en el momento que se enfríe espesará.
  14. Lo normal es que ya no queden trozos de tomate pero alguna vez me ha pasado que han tardado más en deshacerse y he tenido que “ayudarles” pasando la batidora. Si necesitas batirlo debes tener muy en cuenta que la mermelada quema muchísimo y es peligroso batirla porque puede saltar. Hazlo siempre a muy baja velocidad y con precaución para evitar accidentes.
  15. Ya solo queda que pongas la mermelada de tomate en los botes donde vayas a conservarla.

como hacer mermelada de tomate

Cómo Conservar la Mermelada de Tomate

Lo primero que tienes que decidir es si vas a conservar la mermelada de tomate dos o tres meses o quieres guardarla durante más tiempo.

  1. En el primer caso, que vayas a consumirla en dos o tres meses lo que tienes que hacer es, cuando la mermelada aún esté caliente, meterla en botes que previamente hayas hervido (junto con sus tapaderas, que no se te olviden)
  2. Los llenas hasta arriba con la mermelada aún caliente, los tapas bien y les das la vuelta, es decir, los pones boca abajo. Tienes que mantenerlos así 24 horas.
  3. Pasado el tiempo verás que se ha hecho el vacío y la conserva está preparada.

El otro método:

  1. Si lo que quieres es conservarla muchos meses, mi recomendación es que llenes los botes de conserva ya hervidos con la mermelada y los cierres bien con sus tapas.
  2. El siguiente paso es poner los botes en una olla con agua, cuidando de que el agua quede más alta que la altura de los botes. Para evitar el contacto directo del fondo de los botes con el de la cacerola puede poner tapas que no vayas a usar, un paño o cualquier cosa que resista bien las altas temperaturas.
  3. Pones el agua a hervir y mantienes la ebullición durante 30 minutos.
  4. Luego, apagas el fuego y dejas que el agua y las conservas se enfríen totalmente dentro de la olla.

Receta de mermelada de tomate

Otras recetas que te gustan

Loading...

SUBIR