Salmorejo

La odioNo me gustaPsé... está bien¡Vaya pinta!¡Me encanta! (4,00/5)
Cargando…

Hoy vamos a preparar salmorejo, una receta tradicional de la cocina andaluza más concretamente de la zona de Córdoba.

El salmorejo cordobés es una crema de verduras que se pone normalmente como entrada o primer plato y que se suele servir fría y con acompañamiento, bien sean trocitos de pan tostado, jamón serrano o  huevo picado.

A diferencia del gazpacho, en la receta del salmorejo se utiliza pan para darle una consistencia más espesa. El ser más denso hace que muchas veces lo veamos en tostadas o en bases de bocadillos, incluso en salsas, como acompañamiento a muchos platos.

A mi me parece muy importante utilizar productos de primera calidad, tener en cuenta que la base del salmorejo es el tomate y lo que le va a dar consistencia es el aceite de oliva, por lo tanto, unos buenos tomates y un buen aceite de oliva son vitales para esta receta.

El salmorejo lo podrás ver dentro de las recetas de entrantes que hay en la web y que te recomiendo ver, ya que son recetas caseras y muy fáciles y que te darán un montón de ideas para tus preparaciones.

Dentro de las recetas de salmorejo se encuentra este salmorejo de piña que es muy parecido al de tomate con la diferencia que se sustituye por piña, acompañado de jamón o trocitos de almendra. Ya verás, va a revolucionar tú concepto del salmorejo ¡Está buenísimo!

También el salmorejo relleno, que seguro que te llama la atención por su originalidad.  Y si ya quieres rizar el rizo con esto de los salmorejos, no te pierdas este salmorejo negro, por que te va a encantar. Tiene el mismo sabor que el salmorejo tradicional, solo que lleva un toque de colorante y hará que seas la sensación de la velada.

¿Te animas a preparar este plato tan típico?

¡Vamos a la cocina!

Ingredientes para Salmorejo

  • 1 kg. de Tomates Rojos y Maduros
  • 200 gr. de Pan de Miga
  • 1 Diente de Ajo
  • 3 Cucharadas de Aceite de Oliva
  • 1 Cucharada de Vinagre
  • 1 Cucharadita de Sal

Cómo hacer salmorejo

La preparación de la receta del salmorejo tradicional es muy sencilla, al igual que los ingredientes para hacer el salmorejo. Es tan fácil como triturar por un lado los tomates, que tendrán que ser bien maduros y estar muy limpios. Esto debe ser así  porque los vamos a echar con la piel aunque luego podemos quitarla de forma sencilla.

Una vez que tengamos los tomates triturados con la ayuda, bien de una batidora o bien de triturador de alimentos, lo que haremos es incorporar el resto de los ingredientes. Los mezclaremos muy bien todos juntos hasta que nos quede una consistencia homogénea y espesa.

En este punto debes probar de sal y, si fuera necesario, añadirle un poquito hasta que el salmorejo este a tú gusto.

Presentación y acompañamiento del salmorejo

En una cazuela aparte pondremos a cocer uno o varios huevos. Para hacerlo colocamos el agua y, una vez el agua comience a hervir pondremos los huevos. Los tendremos así por espacio de 8-10 minutos aproximadamente. Después lo sacaremos y lo pondremos en agua fría para romperle la cocción. Te recomiendo pelarlo cuando aún esté templado, pero sin quemar, porque se quita mejor toda la cáscara.

A la hora del emplatado final lo serviremos en un plato hondo o en un cuenco, donde más te guste. Lo acompañaremos del huevo, que habremos pelado y picado en trocitos previamente. También de unos trocitos de jamón serrano partido en dados que le va a dar un toque muy bueno.

Estoy convencida de que este plato se convertirá en un habitual de tus comidas cuando el calor aprieta. Además es ideal para darles verduras a los más pequeños.

salmorejo-1-p

Consejos:

El salmorejo cordobés debe de servirse frío o de no ser así a temperatura ambiente. Aunque te recomiendo que sea frío. Nunca calentarlo para servirlo ya que este plato no se come caliente.

Los ingredientes para el salmorejo te recomiendo que sean de buena calidad, cuanto mejores sean, más ricos saldrá el plato.

A diferencia del gazpacho, el salmorejo tradicional no utiliza verduras, solo tomate y ajo. El gazpacho que suele llevar pimiento, cebolla, pepino, etc…

Aparte de acompañarlo de jamón y huevo, lo podéis acompañar de unos buenos picatostes (pan tostado en dados)

El salmorejo, sobre una tostada y una buena tortilla de patatas desmigada es una delicia, es un tentempié del que no podrás olvidarte fácilmente.

Si lo quieres mucho más fino cuando lo hayas triturado todo, lo puedes pasar por un colador tipo chino para que quede más ligero, va en gustos. ¡Tú decides! También está la opción de preparar el salmorejo en la thermomix, así no habrá que pasarlo por ningún sitio y quedará súper-fino.

Es preferible que agregues poca sal y que lo vayas probando. Si pones demasiada, puedes estropear la receta y tendrá difícil solución.

Otras recetas que te gustan

Loading...

SUBIR