Ajoblanco o Gazpacho de Almendras

La odioNo me gustaPsé... está bien¡Vaya pinta!¡Me encanta! (4,75/5)
Cargando…

Hoy vamos a preparar ajoblanco o gazpacho de almendras, una receta muy fácil, que se prepara en menos que canta un gallo. Esta receta es típica de nuestra gastronomía, más concretamente de la zona de Andalucía y de la zona de Extremadura.

El origen de la misma no se sabe si es romana o griego, lo que sí está claro es que esta erecta se englobada dentro de las cremas frías de verano, no en vano es una de las más preparadas.

Aunque sea una receta típicamente humilde no significa que no tenga mucho alimento, ya que está llena de nutrientes siendo este en la actualidad, un plato muy completo y alimenticio.

Tanto los gazpachos como los salmorejos son muy habituales cuando comienza a hacer calor, desde el más tradicional gazpacho andaluz, que sería el equivalente a este gazpacho de almendras o ajoblanco, pasando por el típico salmorejo cordobés, hasta la conocida mazamorra, que es el homólogo del salmorejo pero hecha con almendras.

¿Te animas a prepararlo? Venga ¡Vamos a la cocina!

Ingredientes para Ajoblanco o Gazpacho de Almendras

Para Para 4 Personas

  • 200 gr. de Almendra Cruda
  • 1 Diente de Ajo
  • 200 gr. de Miga de Pan
  • 100 ml. de Aceite de Oliva Virgen Extra
  • 30 ml. de Vinagre
  • Sal (al gusto)
  • Agua

Cómo hacer ajoblanco o gazpacho de almendras

Para preparar el ajoblanco lo primero es aclarar que es importante que la almendra sea cruda y en ningún momento sea almendra tostada de la que ya venden como aperitivo.

Otro paso necesario es remojar la miga del pan. Este paso no es complicado, siempre y cuando sepas que se remoja lo justo para hacer una masa manejable con ella, no echando agua de más, ya que si echas demasiada agua no conseguirás obtener una masa, sino un líquido sin forma. Por lo tanto, debes poner a remojo el pan y trabajar la miga hasta obtener esa masa. También puedes usar la corteza, pero queda una masa más fina sin ella.

Es importante tener las almendras hidratadas en agua durante un rato antes, así será mucho más fácil su triturado con la batidora o con el procesador de alimentos.

Mezclamos los ingredientes…

  1. Una vez hechas esas dos aclaraciones, lo que se hace es poner en el vaso de la batidora las almendras junto con el ajo y un poquito de sal. Recuerda que es mejor añadir la cantidad justa de sal y rectificar al final si fuera necesario.
  2. Entonces con la ayuda de una batidora trituras los tres ingredientes hasta que quede una mezcla homogénea.
  3. Una vez tengas machacado el ajo y la almendra con la sal, vamos a agregar la miga de pan que ya estará hidratada.
  4. Pones también aceite de oliva y un chorrito de vinagre.
  5. De nuevo lo trituraremos todo.
  6. Es muy importante batir bien esa masa en el procesador y dejarla homogénea, así a la hora de agregar el agua será mucho más fácil dejar la consistencia que deseemos sin ningún grumo.
  7. Por último, añades el agua fría y vuelve a triturar todo junto, hasta obtener la consistencia deseada, más o menos la de un gazpacho que se pueda beber en vaso.
  8. ¿A que es muy sencillo de hacer?

¡Espero que te guste tanto como a mi!

ajoblanco-p

Consejos para hacer ajoblanco

Si una vez que tienes todos los alimentos triturados excepto el agua, los metes en la nevera y trituras todo junto al día siguiente, te quedará mucho más jugoso y los sabores estarán más tomados.

El ajoblanco debe de servirse bien frío y lo podemos acompañar de unas uvas, un poquito de jamón tostado y un mini chorrito de aceite.

Para que no repita el gazpacho de almendras y nos haga pasar una mala tarde, le debes de quitar el germen que lleva el ajo en su interior (la parte más verde que aparece cuando lo partes por la mitad).

Una buena idea, sería echar la mitad del ajo que pone la receta, procesarlo todo y si os hiciera falta más, agregárselo después, ya que el ajo puede ser muy fuerte y darle demasiado sabor a la receta.

Si has hecho mucha pasta (la masa del pan), la puedes congelar y así tendrás ajoblanco en dos minutos el día que más te apetezca. Solo habría que sacarla, añadirle agua y batirla.

No tengas prisa en hacer el ajoblanco, hasta que no tenga una consistencia cremosa no estará listo.

Otras recetas que te gustan

Loading...

SUBIR