Potaje de Garbanzos Andaluz

La odioNo me gustaPsé... está bien¡Vaya pinta!¡Me encanta! (5,00/5)
Cargando…

En esta ocasión voy a enseñarte a preparar una receta de legumbres, un buen potaje de garbanzos andaluz de los que se comen en el sur acompañados por mucho pan. Una maravilla sin duda para los meses más fríos del año, pero que también puede hacerse el resto del año.

El potaje es un guiso caldoso de legumbres y verduras al que, en ocasiones, se le añade algún tipo de carne o embutido. En este caso le añadimos de los dos tipos. En otras ocasiones, como en el potaje de vigilia, lo que se le añade es un poco de bacalao.

Una característica común en todos estos platos, es que dependiendo de la región se varía la proporción de los ingredientes o incluso aparecen unos y desaparecen otros. Es normal, la tradición va pasando de madres a hijas (y a hijos) y se adaptan a las preferencias de cada familia. Por eso, si te apetece añadirle pimientos o quitarle zanahoria o cualquier cosa por el estilo puedes hacerlo sin que peligre el resultado final del plato.

Como chorizo de acompañamiento en este potaje, he usado un chorizo ahumado. Es asturiano y aporta un sabor increíble al guiso, pero puedes usar cualquier otro que sea de calidad. En muchas ocasiones el resultado final del plato depende en gran medida de la calidad de los ingredientes.

Espero que te animes a preparar este sencillo guiso y lo repitas a menudo.Esa será la mejor señal de que te ha gustado la receta ¡Venga, vamos a la cocina!

Ingredientes para Potaje de Garbanzos Andaluz

Para Para 4 Personas

  • 500 gr. Garbanzos
  • 400 gr. Carne de Cerdo (para guiso)
  • 150 ml. de Vino Blanco
  • 1 Zanahoria
  • 2 Chorizos Medianos
  • 1 Cebolla Mediana
  • 2 Patatas
  • 5 Dientes de Ajo
  • 2 Hojas de Laurel
  • Aceite de Oliva VE
  • Sal

Cómo hacer el potaje de garbanzos andaluz.

Básicamente la receta del potaje de garbanzos andaluz se compone de dos partes bien diferenciadas: La cocción de los garbanzos y la del guiso completo.

Si bien es cierto que actualmente podemos usar los garbanzos cocidos de bote que ya vienen totalmente listos para estos menesteres y podemos ahorrarnos la primera parte. Si eliges hacerlo con garbanzos ya cocidos, te recomiendo lavarlos muy bien bajo el agua del grifo para quitar los restos de conservantes que puedan traer.

En algún caso los he usado y, antes de cocinarlos, los he puesto en un escurridor debajo del chorro de agua del fregadero. Al moverlos sale un poco de espuma y hay que enjuagarlos hasta que el agua sale totalmente limpia. De cualquier manera, vas a ver que es muy sencillo cocerlos en casa a partir de la legumbre seca.

potaje garbanzos andaluz cerca

Preparación y cocción de los garbanzos para el potaje.

Este tipo de garbanzos, la legumbre seca, necesita un periodo de hidratación previo al cocinado. Debes ponerlos en agua unas 12 horas antes de usarlos. Simplemente coges un recipiente, pones los garbanzos y los cubres con agua (que no sea fría, del tiempo bastará). Lo mejor es dejarlos toda la noche, así a la mañana siguiente los tienes listos para continuar la receta.

Una vez pasado ese tiempo, se enjuagan y se les quita todo el agua. En una olla a presión se ponen los garbanzos y se cubren de agua, hay que dejar uno o dos dedos por encima. Se cierra la olla y se tendrán cociendo unos 20 minutos. En caso de que no tengas o prefieras hacerlo sin olla, se ponen a cocer a fuego medio durante unos 80-90 minutos.

Cómo cocinar el potaje de garbanzos andaluz.

Cortamos la carne en dados y la limpiamos de los restos de grasa más grandes que pueda traer. En una sartén ponemos aceite para cubrir el fondo y freiremos esos trozos de carne. Cuando estén dorados los sacamos a un plato y reservamos.

potaje andaluz pan

Troceamos el chorizo pequeñito, en este caso yo he utilizado la tijera porque me resultaba más cómodo. Lo pasamos por la sartén con el resto del aceite de freír la carne. Con tenerlo un momento bastará, no hace falta que sea mucho tiempo. Lo sacamos y reservamos también.

El siguiente paso para darle sabor al potaje de garbanzos será usar ese aceite con el sabor del chorizo que tenemos para freír la cebolla y el ajo que ya tendremos picados y preparados. En caso necesario, se puede añadir un poquito más de aceite, pero no suele ser necesario. Lo dejamos a fuego bajo unos 10-15 minutos hasta que se ponga la cebolla transparente.

Transcurrido ese tiempo, añadimos la carne que teníamos reservada y le ponemos el vaso de vino blanco y las hojas de laurel. Lo cocinaremos todo junto durante otros 10-15 minutos.

Preparamos las zanahorias y las patatas pelándolas y lavándolas. Las debes trocear más o menos del tamaño de los trozos de carne. Cuando la cebolla esté hecha, se le añaden las patatas, las zanahorias y los garbanzos. También se le pone un poquito de sal y se cubre con agua. Lo tendremos así cocinándose otros 10 minutos. Al finalizar ese tiempo, se prueba y rectifica de al en caso de ser necesario hacerlo.

.Por último, se le añaden los trozos de chorizo que también habíamos reservado. Se cocina todo junto otros 10-15 minutos hasta que puedas pinchar la carne y compruebes que está totalmente tierna.

A mi personalmente los potajes de garbanzos y el cuchareo en general me encanta, pero este es uno de mis favoritos. Tiene un sabor y una presencia que hablan por si solos. Anímate con esta receta de legumbres, es muy fácil y está realmente rica.

He visto esta receta en Recetas de Rechupete.

Otras recetas que te gustan

Loading...

SUBIR