Salsa bechamel. Trucos para que salga perfecta.

La odioNo me gustaPsé... está bien¡Vaya pinta!¡Me encanta! (4,44/5)
Cargando…

La bechamel es una de las recetas de salsa más utilizadas. Existen un sin fin de recetas que van la llevan desde unas espinacas o una coliflor con bechamel hasta una bechamel para hacer croquetas, para lasañas y canelones.

Podemos hacer esta salsa con aceite o con mantequilla. El primero aportará más sabor que el segundo, pero en ambos casos sale muy bien y sin grumos.

Muchos de vosotros me escribís diciendo que os salen grumos y el resultado final no es el deseado cuando hacéis la salsa bechamel. Por eso he decidido contaros dos sencillos trucos que harán que nunca más os ocurra este problemita. ¡Cocinarla es sencillo, solo hay que saber tres cositas y veréis el cambio que da el plato!

¡Vamos a la cocina!

Ingredientes para Salsa bechamel. Trucos para que salga perfecta.

Para Para 1 Litro de Bechamel

  • 1 Litro de Leche Entera
  • 80 gr. de Mantequilla
  • 80 gr. de Harina
  • Pimienta Negra
  • Sal

¿Cómo hacer bechamel casera?

Para hacer esta salsa bechamel casera, lo primero es preparar la leche, teniéndola caliente cuando llegue el momento de echarla en la sartén. Dos minutos en el microondas serán suficientes sin no está muy fría. En caso contrario ponla un poco más.

Debes poner en una sartén la mantequilla y esperar a que se derrita con el calor. Cuando esto ocurra, le añades la harina y esperas que se cocine bien, es decir, que cambie de color. Hay que moverla constantemente con  una cuchara de madera para que se impregne con la grasa y se haga bien por todas partes.

Este paso es muy importante porque de no hacerlo bien la bechamel sabrá demasiado a harina y te haría a perder el plato que estés preparando.

Cuando la harina está tostada le vas poniendo la leche caliente poquito a poco. Moviéndola con unas varillas enérgicamente para ir deshaciendo los grumos. Conforme se integre la leche que habíamos puesto en la sartén, le pondremos un poco más hasta conseguir terminar toda la medida que teníamos apartada.

Este paso es mejor hacerlo con el fuego medio-bajo para controlarlo mejor. Cuando hayas puesto la mitad de la leche se le añade la sal y la pimienta y, en su caso, la nuez moscada, y sigues moviendo hasta que la bechamel tenga la consistencia adecuada.

Consejos para hacer la receta de la salsa bechamel fácil:

Las cantidades de harina y mantequilla hay que mantenerlas para que salga en su punto. Si vas a hacer una salsa espesa tendrás que poner más harina/mantequilla y menos leche y si la quieres más ligera puedes disminuir la cantidad de estos ingredientes.

El ponerle la leche caliente va a favorecer que no se formen grumos.

En caso que quisieras hacerla más espesa no le añadas más harina normal, busca un poco de maizena (harina de maíz) y añádesela, esa harina no hay que cocinarla y no le dará sabor pero conseguirá espesarla.

 

Salsa bechamel en thermomix:

Ponemos todo en el vaso y programamos 10 segundos a velocidad 5. Después 10 minutos a 100º y velocidad 3.

 

Otras recetas que te gustan

Loading...

SUBIR