Minitorrijas.

La odioNo me gustaPsé... está bien¡Vaya pinta!¡Me encanta! (5,00/5)
Cargando…

Hoy vamos a aprender a hacer torrijas caseras, pero en este caso en formato pequeño: Mini torrijas. De esas que te caben en la boca de un solo mordisco. Esta es una de las recetas de postres preferidas en Semana Santa, pero cualquier momento es bueno para darse un capricho.

A lo largo y ancho de internet hay mil y una recetas diferentes de torrijas. Las hay grandes, pequeñas, de aprovechamiento, rellenas de crema, caramelizadas, de pan, en pan de molde, secas, con almíbar, torrijas con vino, con leche,… En lo único que todas las recetas coinciden es que son típicas de la Semana Santa.

En casa preferimos las torrijas de las pequeñitas, las de un bocado, las minitorrijas, que son estupendas para ir picando… ¡ Y desaparecen enseguida !

Aquí te dejo mi receta, la que yo hago y la que me gusta,…seguro que a vosotros también.

¡Vamos a la cocina!

Ingredientes para Minitorrijas.

  • Mini Pan de Molde (Especial para torrijas)
  • 1/2 litro de Leche
  • 2 Ramitas de Canela
  • 4 Cucharadas Soperas de Azúcar
  • Corteza de Limón
  • Aceite
  • 2 Huevos
  • 1 Vaso de Miel
  • Agua

Para hacer la receta de las mini torrijas solo hay que seguir unos sencillos pasos…

En un recipiente ponemos la leche a calentar junta a las ramas de canela, la piel del limón y el azúcar. La piel de limón es importante que tenga el mínimo posible de parte blanca.

Mantenemos la leche así unos minutos, teniendo cuidado de que no hierva, hasta que espese un poquito. La quitamos del fuego y dejamos que se temple. Durante este proceso lo que conseguimos es infusiones la leche con los sabores. De esta forma la leche tendrá un extraordinario sabor a canela y limón.

A continuación mojamos las rebanadas de nuestros mini-panes en leche, dejando que se empapen un poco (pero no que se rompan).

En un recipiente junto a la leche tendemos preparado el huevo batido. Pasamos las rebanadas ya mojadas por huevo y las freímos en abundante aceite bien caliente. Debemos estar muy pendientes porque se queman rápidamente. con una vuelta y vuelta rápida estarán fritas y listas para sacarlas.

Cuando estén doradas por ambas caras las llevamos a un plato con un papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.

 

Hasta aquí serían torrijas de leche. Vamos a hacer mini torrijas de miel…

Aparte habremos puesto a calentar el vaso de miel con el agua. Una vez mezclado (un par de minutos es suficiente) lo vertemos sobre nuestras torrijas. Las torrijas las dejaremos así, sumergidas, hasta el momento de comerlas.

Conforme pase el tiempo, si no está todas tapadas por el líquido tienden a endurecerse. Para evitarlo las cambiamos de posición periódicamente. Así mantendremos las mini torrijas perfectas mucho más tiempo.

 

Déjame darte un consejo para aprovechar las mini torrijas que sobren

Recuerda que en lo que a recetas de postres se refiere siempre hay una forma de aprovechar los dulces. Cuando las mini torrijas se endurezcan o no te apetezcan más, puedes hacer un maravilloso pudin de torrijas.

 

Otras recetas que te gustan

Loading...

SUBIR