Torrijas de Leche con Azúcar y Canela

La odioNo me gustaPsé... está bien¡Vaya pinta!¡Me encanta! (4,21/5)
Cargando…

Hoy vamos a preparar las famosas torrijas de leche, azúcar y canela. Una de las recetas dulces más tradicionales de nuestra Semana Santa.

Esta es una receta para compartir y para disfrutar. Además, recuerda que no solo tienes por qué tomarlas en una fecha determinada, están riquísimas durante todo el año.

Receta de Torrijas de Azúcar y Canela

Hay un montón de presentaciones de torrijas, pero todas tienen un proceso inicial común, lo único que se diferencian es en el acabado. De esta forma puedes encontrar torrijas de leche, que son las más famosas y habituales, pero también puedes encontrarlas de miel, de vino, torrijas al horno, con chocolate, rellenas de crema pastelera o en formato “mini”.

¿Cuales son tus preferidas?

Venga ¡Vamos a la cocina!

Ingredientes para Torrijas de Leche con Azúcar y Canela

Para 4 Personas

  • 1 Barra Grande de Pan del día anterior (o especial para Torrijas)
  • 1/2 Litro de Leche
  • Piel de 1 Limón
  • 1 Palo de Canela
  • 3 Huevos
  • Aceite de Oliva Suave (o Aceite de Girasol)
  • Azúcar
  • Canela en Polvo

Puedes ver este vídeo en YouTube y suscribirte para no perderte nada.

Como hacer torrijas de leche

Para comenzar a hacerlas el primer paso es preparar la leche para darles a las torrijas ese sabor tan característico a limón y canela.

  1. En un cazo ponemos toda la leche y le añadimos un trozo grande de la piel del limón. Opcionalmente también puedes ponerle piel de naranja, que también la da un gusto maravilloso.
  2. También le ponemos un palo de canela.
  3. Dejamos que la leche se caliente hasta casi hervir y la retiramos del fuego.
  4. La dejaremos reposar, tapando la cacerola durante 5-10 minutos. A este paso se le llama infusionar la leche.
  5. Tras este tiempo la leche habrá cogido todo el sabor y el aroma de los cítricos y de la canela.
  6. Mientras reposa la leche, ponemos los huevos en un plato hondo porque los vamos a necesitar muy pronto.
  7. Los batimos muy bien y reservamos.
  8. Cortamos el pan en rebanadas de aproximadamente 1 dedo de grosor o un poquito más.
  9. La idea de que sea pan del día anterior, como mínimo, es debido a que necesitamos que esté duro para que al pasarlo por la leche y por el huevo no se rompa. De lo contrario no podríamos hacer las torrijas.

Como freír las torrijas de leche

  1. Ponemos a calentar una buena cantidad de aceite de girasol o aceite de oliva suave. Lo importante es que sea un tipo de aceite que apenas deje sabor en nuestro postre.
  2. Cogemos cada rebanada de pan y la pasamos primero por la leche, cuidando de que se impregnen bien ambas caras del pan.
  3. Inmediatamente después las pasamos por el huevo batido. Igual, por ambas caras hasta que estén bien jugosas.
  4. llevamos las torrijas al aceite que ya estará caliente.
  5. El aceite no debemos tenerlo ni muy caliente ni muy frío. A una temperatura media alta se harán estupendamente.
  6. Esperamos a que la torrija de leche se dore por una de las caras y, después, le damos la vuelta.
  7. Cuando las dos caras tengan ese bonito color dorado, las sacamos a un plato con papel absorbente.

Torrijas de leche, azúcar y canela

  1. En un recipiente mezclamos azúcar y canela en polvo. Lo mejor es que la cantidad de azúcar sea el tres veces que la de canela.
  2. Por ejemplo, para cada 6 cucharadas de azúcar, ponerle 2 de canela.
  3. Cuando las torrijas aún estén calientes, las pasamos por la mezcla y apretamos un poquitín, con suavidad, para que se les “pegue” el azúcar y la canela.
  4. Las llevamos al plato donde vayamos a servirlas.
  5. ¡Y así es como se hacen las torrijas de pan y leche tradicionales!

Si te ha gustado esta receta, te recomiendo revisar estas otras recetas.

Otras recetas que te gustan

Loading...

SUBIR